ESENCIA A:

Colabora en activar las aptitudes del hemisferio izquierdo del cerebro y todos los órganos asociados a esas aptitudes, como el hígado o los sistemas inmunológico y linfático. Ayuda a mejorar la relación con la figura materna. Activa la función glandular de la hipofisis y del hipotálamo.

 

ESENCIA B:

Colabora en activar las aptitudes del hemisferio derecho del cerebro y todos los órganos asociados a ellas. Ayuda a mejorar la relación con la figura paterna. Activa la función de la glándula pineal.

 

ESENCIA C:

Ayuda a desbloquear los procesos de la memorización, facilitando el acceso a los datos que posee el individuo, a los que en ocasiones le cuesta trabajo acceder, pero que no por ello han sido olvidados. Mejora el estado de la columna vertebral y ayuda a desintoxicar el hígado. Una gran colaboradora para lograr encontrar la calma.

 

ESENCIA D:

Colabora en activar el sistema respiratorio. Facilita la comunicación del individuo, tanto con su entorno, como consigo mismo. Ayuda a las personas que poseen un mundo interior muy rico, a no permanecer sólo en ese mundo y ser capaces de compartirlo con los demás y de transcender con el resto de los seres humanos.

 

ESENCIA E:

Ideal para calmar la ansiedad. Una de sus finalidades es que el individuo logre prestar atención y cambie su actitud ante el aprendizaje pudiendo sacarle el máximo de rendimiento. Activa la función de la glándula Tiroides.

 

ESENCIA F:

Devuelve al ser humano su capacidad para encontrarse a sí mismo, darse el valor que merece y apasionarse con la vida. Refuerza la autoestima y afianza la personalidad ayudando a responder a cuestiones como: quién soy, qué quiero y cómo y cuándo lo quiero. Facilita la función de las glándulas exocrinas.

 

ESENCIA G:

Colabora en el correcto funcionamiento del sistema nervioso central. Ayuda a encontrar el equilibrio interno y a ser ecuánime con todo aquello que rodea al individuo. Abre el corazón y lo prepara para amar y ser amado. Activa la función de la glándula Timo.

 

ESENCIA H:

Mejora la circulación sanguínea y colabora con el buen funcionamiento del sistema linfático y del intestino grueso. Colabora en que el individuo se sienta libre y tenga ganas de reír, moverse, salir y divertirse para compartir el tiempo con amigos y personas allegadas con la que se sienta a gusto.

 

ESENCIA I:

Ayuda a la correcta formación del hueso por su capacidad para potenciar el sistema óseo. Colabora en la recuperación de estados de falta de energía, cansancio y agotamiento físico o mental. Ayuda a mejorar la relación de pareja. Activa la función de la glándula Paratiroides.

 

ESENCIA J:

Colabora con el funcionamiento del aparato digestivo en general y especialmente del estómago. Buena colaboradora para todo el sistema endocrino ya que ella pone armonía en esa delicada orquesta donde todas las glándulas han de estar en perfecta sintonía. Ayuda a mejorar la relación con todos los integrantes de la familia que conviven en el hogar.

 

ESENCIA K:

Colabora con el buen funcionamiento del aparato reproductor, tanto masculino como femenino. Ayuda a equilibrar el carácter y a mitigar el mal genio y la ira, así como a manejar la fuerza, tanto física como mental, para ayudar al prójimo.

 

ESENCIA L:

Mejora el estado de la piel y sus funciones sensitivas. Colabora en el correcto funcionamiento de los riñones. Ayuda al individuo a encontrarse a gusto con el entorno y con las personas que le rodean, aportando sensibilidad, armonía, movimientos delicados y belleza de formas.